Turkey Story

Hi,

I’ve edited this piece. I hope it helps, of course there are other
grammatically correct ways to edit it. Please note that in Spanish the
ending periods or commas don’t always belong inside of quotations.

Un pavo que se llamaba Rico

Había un pavo que se llamaba Rico. Rico era un pavo feliz. A Rico le
gustaba jugar con los otros pavos y le gustaba comer. Tenía una vida buena.

Rico oyó que se acercaba el Día de Acción de Gracias. Para los pavos, era
un día peligroso porque los humanos los matarían y los comerían. Rico tenía
mucho
miedo de los hornos. No quería entrar en uno. No quería morir. Quería
vivir.

Rico fue a ver a la vaca y le preguntó: “Señora Vaca, oí que el Día de
Acción de Gracias es un día peligroso para los pavos. ¿Es verdad?”

La señora Vaca le respondió tristemente: “Lo siento, pobre pavo, pero es
verdad. En el Día de Acción de Gracias, toda la familia del granjero viene
y todos comen una gran comida con pavo y muchas otras cosas”.

Rico comenzó a llorar. “¿Es posible? ¡No lo creo!” Así que Rico fue a ver
al cerdo. “Por favor, señor Cerdo, oí que el Día de Acción de Gracias es un
día peligroso para los pavos. ¿Es verdad?”

El señor Cerdo le miró tristemente. “Lo siento, pobre pavo, pero eso es
verdad. Los granjeros celebran el Día de Acción Gracias comiendo pavo”.

Rico estaba muy triste. Comenzó a llorar de nuevo. ¿Por qué pavo y no
jamón o bistec? Los pavos son pájaros guapos e inteligentes. ¿Por qué no
comen otros animales? Se preguntaba Rico.

Rico fue llorando hacia su madre y le dijo: “¡Mamá! Oí que el Día de Acción
de Gracias es un día peligroso para los pavos. ¿Es verdad?”

Su madre le respondió: “Sí, mi hijo. Lo siento, pero lo que oíste es
verdad. En el Día de Acción de Gracias, los granjeros matan a los pavos.
Eso es lo que les pasó a tu padre y a tus hermanos”. Entonces ella comenzó
a llorar.

“¡No llores, mamá! Tengo una idea”. Rico salió fuera y vio al pato.
Caminó hacia el pato y le dijo: “Hola, Pato, ¿sabes qué día es hoy?”

El pato no era muy inteligente. Le respondió: “No, ¿qué fecha es?”

Rico le dijo: “Oh, hoy es Halloween. Necesitas un disfraz para ir a pedir
dulces. ¿Tienes un disfraz?”

“¿Eh?, no”, dijo el pato. “Quiero ir a pedir dulces porque me gustan mucho,
pero no tengo disfraz. ¿Puedes ayudarme?” Rico se rió. “Sí, yo sé un buen
disfraz. Tú puedes disfrazarte de mí y yo puedo disfrazarme de ti. ¿Qué
dices?”

“¡Qué buena idea! ¡Me gusta mucho! Yo puedo ser tú y tú puedes ser yo. Yo
puedo ser pavo y tú puedes ser pato”. El pato estaba muy contento.

Rico agarró dos disfraces y le dio el disfraz de pavo al pato. El pato se
puso el disfraz de pavo y Rico se puso el disfraz de pato. Rico le dijo:
“Ve a esa casa y di: “¡trato o truco!”. Yo iré a otra casa, después
cambiamos”.

“Está bien”, dijo el pato disfrazado de pavo, y fue a la casa del granjero.
Llamó a la puerta y el granjero abrió.

“¿Qué es esto? Es nuestro pavo para la comida del Día de Acción de Gracias.
¡Qué bueno! Ven conmigo, pavito. Tienes una cita con el horno. ¡Ah, me
gusta mucho el pavo para el Día de Acción de Gracias!”

El pato, que llevaba un disfraz de pavo, trató de correr, pero no pudo
correr lo suficientemente rápido. El granjero lo atrapó. El pato no
estaba contento y, de hecho, está muerto.

Leave a comment

Please be polite and on topic. Your e-mail will never be published.